Los MIR de Catalunya, a la huelga

Unas semanas después de la huelga de los médicos internos residentes en la Comunidad de Madrid y en la Comunitat Valenciana, los MIR de Catalunya van a la huelga los próximos 21, 22 y 23 de septiembre.

Ale Quelcom

El sindicato mayoritario Metges de Catalunya ha convocado una huelga para los próximos días 21, 22 y 23 de septiembre para los médicos internos residentes de los hospitales públicos y concertados catalanes.

Unos 3.500 MIR de hospitales y atención primaria están llamados a la huelga para mejorar sus condiciones laborales que, si bien ya de por sí son precarias, ahora se han visto agravadas por la pandemia del coronavirus. Las reivindicaciones están divididas en tres bloques: formación, condiciones laborales y retribuciones. [1]

Con respecto a la formación, hay que recordar que los MIR teóricamente realizan una etapa de formación durante cinco años, en los que se especializan en una disciplina. Por esa razón, reclaman que se garantice y se respete el tiempo para formación no asistencial dentro y fuera del horario laboral – cursos, congresos, etc. -. Exigen que el 15% de la jornada laboral se destine a la formación y que 10 días anuales se reserven para actividades formativas. El sindicato recuerda que “la prioridad del sistema MIR es la formación especializada y no la dotación de personal en los centros de salud”.

Por otro lado, exigen que la jornada ordinaria sea de 35 horas semanales y que se cumplan las 12 horas de descanso ininterrumpidas tras una guardia, así como las 36 horas continuadas de descanso semanal, tal y como establece la legislación.

En términos de sueldo, exigen un incremento del sueldo base (sin guardias) y la mejora del precio de la hora de guardia para “dejar de ser trabajadores mileuristas”.

Los MIR de Catalunya van a la huelga unas pocas semanas después de que lo hicieran sus colegas en la Comunidad de Madrid y en la Comunitat Valenciana. Los médicos residentes de las diferentes comunidades autónomas coinciden en denunciar que los MIR se convierten en “peones”, en mano de obra barata, “siendo sometidos a una alta presión física, psicológica y académica, con un sueldo-beca que ridiculiza toda la labor que ejerce”. [2]

Ahora, con la crisis sanitaria, se les ha exigido funciones que sobrepasan su nivel formativo y sus competencias. Han estado en primera línea, trabajando en UCIs y urgencias y muchas veces sin EPIs ni materiales de seguridad.

La pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto que los recortes en la sanidad pública realmente matan. Los trabajadores de la salud están exhaustos física y mentalmente después de estos meses en primera línea sin suficientes recursos materiales y humanos. Por otro lado, el Gobierno del PSOE-Unidas Podemos y los distintos gobiernos autonómicos también han dejado claro que no van a invertir masivamente en salud para revertir esta situación.

La única salida que nos queda a los de abajo – a los que estamos en las listas de espera, a los que no tenemos camas, a los que no tenemos respiradores, etc. – y a los trabajadores de la salud es organizarnos y luchar para defender la sanidad pública y las condiciones laborales de aquellos que nos cuidan. Apostamos a la unión de las luchas de los de abajo a lo largo y ancho de todo el Estado español para ganar la pelea. Sean médicos, profesores, metalúrgicos o trabajadores de Nissan, sea por defender los puestos de trabajo, contra la precarización o para garantizar medidas reales y efectivas de seguridad por la pandemia. Todas estas luchas son nuestra lucha… la lucha de la clase trabajadora.

 


[1] https://metgesdecatalunya.cat/es/actualidad/noticias/metges-de-catalunya-convoca-una-huelga-mir-los-dias-21-22-y-23-de-septiembre

[2] http://izquierdaweb.es/los-medicos-mir-de-madrid-y-valencia-en-huelga-indefinida/