Una enorme movilización del movimiento de mujeres expresó frente al congreso la enorme alegría de la marea verde por que se vuelva a tratar el aborto legal, lo cual es claramente consecuencia del enorme empuje de la marea verde y el movimiento de mujeres en nuestro país.

Sin embargo, hubo advertencias acerca de los límites del proyecto presentado por el gobierno, el cual contiene un artículo donde habilita la objeción de conciencia de manera amplia, lo cual supone un obstáculo a la efectivización del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Desde Las Rojas y el Nuevo MAS advirtieron acerca del artículo del proyecto de ley que habla de la objeción de conciencia, lo que consideraron un retroceso en relación al proyecto de la campaña nacional por el derecho al aborto, que fue rechazado reaccionariamente por el senado en 2018.

La movilización, convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Las Rojas y demás organizaciones, tuvo como eje exigir que se trate también el proyecto de la campaña.

La movilización se replicó en todo el país, con pañuelazos, actos y movilizaciones en las principales ciudades del interior.