Francia: Hay que bajar las estatuas y también al gobierno de Macron

Provocadoras declaraciones del presidente de Francia contra los movimientos antirracistas

Santiago Follet

Después de una jornada de movilización histórica contra el racismo y las violencias policiales el presidente de la República no tuvo mejor idea que atacar este movimiento antirracista con sus provocadoras declaraciones.

El domingo 14 de junio Macron declaró: “Pero esta noble lucha se desvía en la medida en que se transforma en comunitarismo, en la reescritura maliciosa o falsa del pasado. Esta lucha es inaceptable cuando es recuperada por sectores separatistas. La Republica no borrará ninguna linea ni ningun nombre de su propia historia. No se olvidará de ninguna de sus obras, no se bajará ninguna estatua”

De esta manera Macron hace oidos sordos a los reclamos de la calle y no da ninguna respuesta a la necesidad de poner fin al racismo policial. Todo lo contrario, resulta en una cachetada a las familias de las víctimas de la violencia policial y reafirma una historia de colonialismo y racismo francés. Prefiere proteger a las estatuas y monumentos antes que a aquellos que reclaman simplemente no ser asesinados a causa de su color de piel o de su origen.

Segun el presidente, la prioridad es unir a todo el mundo en su bandera de la unidad nacional : “Sin el orden republicano, no hay seguridad ni libertad” declaró. “este orden esta compuesto por los policias y los gendarmes que lo aseguran en nuestro territorio. Ellos se encuentran expuestos a riesgos cotidianamente en nuestro nombre y es por esto que merecen el apoyo de los poderes publicos y el reconocimiento de la nación

El gobierno de Macron explicita su voluntad politica. De cara a la violencia policial racista, afirma su apoyo a las fuerzas represivas. Sus declaraciones consttuyen ua provocación contra la movilización en ascenso en todo el territorio y a nivel internacional. Una provocación que e enfrenta de lleno a la movilizacion masiva convocada por el Comité Adama y por todas las familias de las victimas el pasado sabado 13 de junio.

El movimiento contra las violencias policiales continuará enrentandose al gobierno de Macron “aotour del patritismo republicano”, y enfrentando a los sectores reaccionarios que osen realizar provocaciones contras las manifestaciones antiracistas. Desde Socialismo o Barbarie estams incondicionalmente del lado de los manifestantes contra la violencia del estado y llamamos a la unidad en las calles de todos los sectores que se encuentren en lucha contra este gobierno.

Para terminar con el racismo del estado, hay que bajar, no solo las estatuas, sino tambien a Macron y su gobierno.